Las ventajas de los negocios online

La época actual, con internet, ofrece nuevas e ilimitadas oportunidades que antes no existían. Hasta hace pocos años, si una persona tenía inquietudes por emprender, tenía que asumir elevados riesgos y gastos. La única forma de emprender, de montar un negocio, era alquilar o comprar un local, adquirir mobiliario y existencias y pagar todos los trámites iniciales. Al mismo tiempo, igual que requería de muchos recursos económicos exigía nuestro tiempo. Por contra, los beneficios potenciales se verían bastante limitados, ya que nuestros clientes potenciales se reducían a las personas que se encontraran en el barrio o la ciudad. Ya explicamos en el artículo que contraponía los ingresos activos a los ingresos pasivos, cuales eran los inconvenientes de la forma clásica de emprender.

Como digo, en la actualidad, tratar de montar un negocio en internet nos ofrece muchas ventajas a la hora de emprender online.

Menores costes y riesgos

Como hemos indicado, montar un negocio online es muy barato. Los riesgos que asumimos son mínimos, especialmente si lo comparamos con montar un negocio físico. No tendremos que pagar alquiler, ni comprar existencias, ni préstamos o trámites iniciales. Para montar un negocio online solamente necesitamos lo siguiente:

  • el alojamiento web o hosting, en el que alojaremos nuestra web. Claramente recomiendo Webempresa.
  • un dominio, que es la dirección de nuestra web, tipo negocioxyz.com. Los dominios son muy baratos. No te equivocarás si los contratas en Namecheap.
  • instalar WordPress. Es gratuito desde su web oficial. Es el gestor de contenidos más popular y completo. Muy intuitivo y sencillo. No es necesario ser programador o informático para montar una web.
  • una plantilla o tema de WordPress. Según el tipo de web que queramos montar tendremos que instalar una plantilla de WordPress que puede ser gratuita o de pago. Las plantillas gratuitas tienen ciertos riesgos, por los que es más recomendable tener una plantilla de pago, con su correspondiente soporte y actualizaciones periódicas. Uno de los mejores sitios para adquirir una plantilla es Genesis de Studiopress. Otro sitio para adquirir plantillas, el mayor mercado de todos, con miles de plantillas de todos los tipos es Themeforest.

Se puede compaginar con tu trabajo

Esto esta también relacionado con la ventaja de asumir menos riesgos. Y es que puedes montar un negocio online en tus tiempos libres. Si montas un negocio tradicional o físico será muy difícil que puedas compaginarlo con tu trabajo actual.

Con el negocio online no tienes ese problema. Puedes montarlo en tus ratos libres, y ver si funciona. Si va creciendo podrás decidir si quieres dedicarle más tiempo o no.

Escaparate al mundo

Si tienes una tienda sólo puedes aspirar a vender a las personas que entren en tu tienda. Tus clientes serán de tu calle o barrio. Como mucho de tu ciudad, pero estás muy limitado en número de posibles clientes. Es una limitación muy grande y es motivo de muchos fracasos. Muchas tiendas cierran por falta de clientes.

Con nuestra tienda online no tenemos esa limitación. Si montamos una web para monetizarla de la forma que elijamos, podemos aspirar a tener clientes de cualquier parte del mundo.

Podemos ganar dinero a cualquier hora

El negocio online no tiene horario. Está abierto siempre, las 24 horas. Lo mejor es que mientras estamos durmiendo o dando un paseo con la familia podemos estar ganado dinero con nuestra web. De hecho, una de más mayores satisfacciones que un emprendedor online puede tener es la de comprobar que ha ganado dinero mientras estaba durmiendo.

Libertad geográfica

Si tienes un negocio físico estás atado a este espacio físico. La ventaja de los negocios online es que puedes estar en cualquier lugar del mundo con conexión de internet. Hay muchos emprendedores online que aprovechan esta forma de emprender para viajar alrededor del mundo. Podrías estar en Tailandia, el Caribe, o donde te apetezca. Si tienes conexión a Internet puedes trabajar, con total flexibilidad horaria y geográfica.

Escalabilidad. El camino hacia la independencia financiera

Los negocios tradicionales tienen un límite. Ese límite lo marcan los horarios de apertura y los potenciales clientes. Podremos mejorar algunas cosas para tener más clientes u ofrecer servicios con los que podamos aumentar nuestras ventas. Pero más allá de ese límite ya no podremos crecer mucho más.

Sin embargo, nuestro negocio online puede crecer de forma casi indefinida. Si con nuestro negocio ganamos x euros, si publicamos el doble de artículos, mejoramos a nivel de SEO, ofrecemos otros artículos, integramos las redes sociales, optimizamos nuestra web, etc., podremos multiplicar ese número en gran medida. Y desde ese punto, siempre podemos seguir mejorando y ampliando nuestro negocio debido a su escalabilidad.

 

Deja tu comentario